DESAYUNO REAL

¿Sabías que el descubrimiento del pan fue casual? En la Época Neolítica, un antepasado del hombre conoce ya las semillas y cereales, y sabe que una vez triturados y mezclados con agua, dan lugar a una papilla. Este hombre olvida la papilla en una especie de olla, al volver encuentra una torta granulada, seca y aplastada, el primer pan acaba de tomar forma.

Desde ese momento, el pan ha estado unido a la evolución del hombre, ha estado presente en conquistas, revoluciones, civilizaciones, descubrimientos, es decir, formando parte de la cultura universal del hombre.

Desgraciadamente, en la actualidad es difícil encontrar un pan de calidad. El bajo coste de las harinas refinadas, la venta de panes congelados… han hecho que el pan pierda sus cualidades nutricionales. Pero… ¿Qué tal si pruebas a hacerlo tú mismo?

Ingredientes:

-500 gramos de harina integral de espelta (o cualquier otra harina que sea integral, por ejemplo, harina de trigo integral). La de espelta integral puedes encontrarla en mercadona.

-Una cucharadita de sal

-Un sobre de levadura fresca

-300 gramos de agua templada

Elaboración:

Disuelves bien la levadura en el agua caliente. Una vez listo añades la sal y la harina y amasas la mezcla. Dejas la mezcla en un bol cubriéndolo con un paño durante dos horas para que fermente.

Pasado el tiempo le das formas y añades semillas o frutos secos si lo deseas.

Hora de meterlo al horno a 220º durante 20 mins y luego bajarlo a 170-180º durante25-30 mins para que se haga bien por dentro.

Si vas a dejar la masa fermentando durante más tiempo es mejor que lo dejes en la nevera para que retrase el proceso.

(Receta del maestro realfooding Carlos Ríos)

En nuestro caso, las hemos acompañado de un plato de piña y plátano en rodajas, un vaso de leche y un par de huevos camperos a la plancha camperos. Los huevos son una gran fuente de proteína que te permitirán estar saciado toda la mañana.

Nota: cuánto menos pan, mejor; pero si quieres disfrutar de este alimento tan nuestro de vez en cuando, que este elaborado con alimentos reales. Y recuerda: esforzarte por llevar una nutrición saludable es la mejor inversión para tu cuerpo y mente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *